Sabemos que son muchos los lectores que desean adelgazar, hemos preparado una serie de consejos que te ayudará en tu camino a perder esos kilos que te sobran para alcanzar tú peso ideal. Advertimos que los siguientes tips para adelgazar son de carácter meramente informativo y no pretenden reemplazar en ningún caso la ayuda de profesional especializado:

#1# Controla los componentes de tu dieta procurando asignar un determinado porcentaje a cada tipo de nutrientes. Del total de calorías de tu dieta, el 50-55% debería venir de carbohidratos, un 15-20% de proteínas y un 30% de grasas.

#2# Considera la ayuda de un profesional. Si ves que te está costando mucho esfuerzo seguir una dieta adecuada o te notas estañado, acude a un nutricionista y/o dietista que te asesorará de forma personalizada. Además el hecho de tener que ir a su consulta para los controles de peso ayuda a seguir la dieta de forma más estricta.

#3# No dejes de lado el sueño. Ocho son las horas diarias que deberías dormir, y no menos si quieres adelgazar de forma correcta. La creencia de que durmiendo menos se adelgaza es totalmente falsa.

#4# Huye del estrés. La frase de “el estrés me engorda” es bien cierta, dado que en épocas de nerviosismos o ansiedad el cuerpo reduce su metabolismo, tendiendo más así a ganar kilos que no a perderlos.

#5# Minimiza las grasas saturadas en beneficio de las insaturadas. Las primeras son las que realmente nos engordan, y están presentes en los típicos “snacks”, bollos industriales, mantequillas, cremas de chocolate y carnes rojas. Las segundas, imprescindibles en nuestra dieta e incluso para adelgazar, las encontramos en el aceite de oliva, el pescado azul, las avellanas o el aguacate.

#6# No te obsesiones con las calorías. Está bien proponerse una dieta a seguir, pero si por ejemplo te limitas a 1600kcal. a diario, está claro que no pasa nada porque un día consumas 1640, no por eso vas a adelgazar menos o más.

 

#7# Huye de las dietas “milagro”. Solo van a conseguir que adelgaces de forma poco saludable a corto plazo, y lo más probable es que, además de perder en salud, recuperes esos kilos perdidos con alguno de extra a medio plazo.

#8# No te peses a cada momento. Lo mejor es seguir nuestro peso una o dos veces por semana, no más. Mirando la balanza cada mañana no notaremos suficiente resultado como para motivarnos, y de hecho, si se presentan diferencias de algunos gramos más de un día para otro (cosa totalmente normal cuando estamos a dieta) lo único que van a hacer es bajarnos la moral.

#9# Muévete. Es relativamente fácil preparar una dieta e incluso seguirla, pero cuando nos nombran la palabra “deporte” uno ya empieza con las excusas. Un poco de ejercicio físico tres o cuatro veces por semana hará que salgamos de la monotonía de la dieta y nos beneficiará muchísimo para adelgazar. Busca actividades que te diviertan, como salir a pasear con una amiga o echar una partida de “ping-pong”.

#10# Encuentra un equilibrio entre dieta/deporte. Ni es bueno restringir al máximo nuestras calorías diarias a cambio de no movernos del sofá, ni tampoco lo es pensar que porque hacemos mucho deporte podemos comer de todo y en la cantidad que queramos.