Dos mil obesos argentinos se presentan al cásting para un ‘reality’ televisivo que premia al que más adelgace

Dos mil  argentinos se presentan al cásting  un ‘reality’ televisivo que premia al que más adelgace MARCELA VALENTE | BUENOS AIRES.

UNOS 1.700 OBESOS ASPIRAN A PARTICIPAR EN “REALITY SHOW” PARA BAJAR PESO Más de 2.000 aspirantes se presentaron ayer como candidatos a participar en un exitoso ‘reality show’ de la televisión argentina que pone a competir a personas obesas y premia a los que más logran reducir peso bajo supervisión médica. Reunidas en el estadio Monumental del River, en Buenos Aires, largas filas de personas obesas procedentes de todo el país esperaban a pasar por la báscula y ser entrevistadas por el equipo de producción de ‘Cuestión de peso’. Cecilia Mostraccio, de 32 años, desea adelgazar en el programa para «poder elegir la ropa» que más le gusta y terminar con el pudor que le produce «ir a una pileta (piscina) o a la playa». El programa nació hace cuatro años, conducido por la presentadora Andrea Polliti y por el médico nutricionista Alberto Cormillot. El ‘reality’ fue un éxito de audiencia en las tardes. Tanto que se repitió en los años siguientes y generó una fuerte movilización social que ayudó a dar visibilidad a esta enfermedad y conseguir que los servicios de salud la incluyan como un problema sanitario. Ahora el programa va por su cuarta temporada, que comenzará el 1 de noviembre, y son muchos los que quieren ser de la partida. En ‘Cuestión de peso’, los participantes cuentan sus historias personales, muestran sus rutinas, su casa, su familia, y también se someten a un tratamiento a traves de cual deberán bajar un 1% de su peso cada semana. Una vez logrado el objetivo, se exponen a la votación del público. Si pasan la prueba de simpatía, ganan casi 1.000 euros por semana en premios. El tratamiento, supervisado por nutricionistas, consiste en una estricta dieta que se sobrelleva con asistencia psicológica, exámenes de control y ejercicios. En el programa colaboran también profesores de gimnasia y de baile. «Quiero adelgazar y cambiar mi vida», comentaba ayer uno de las aspirantes a participar en el ‘reality’ mientras esperaba para la entrevista. Rodolfo Natale tiene 37 años y pesa 175 kilos. «Me agoto cuando quiero jugar con mi hijo de tres años y veo que la gente no se sienta a mi lado cuando viajo en colectivo (autobús) porque ocupo más de un asiento», lamentó. La productora Endemol, que ya vendió la idea de este programa a otros países de América latina y a España, comentó que se pretende seleccionar a participantes que estén aptos físicamente para someterse al tratamiento y que a su vez tengan buenas historias para contar en televisión. «Quiero participar porque voy a perder mi empleo si sigo así», declaró Fernando Senno, de 43 años y con un peso de 205 kilos. «Me quedo dormido porque no me llega suficiente oxígeno al cerebro a causa de la obesidad», aseguraba el hombre mientras esperaba su turno para entrar en el estadio. «Discriminan mucho a los gordos. Peso 150 kilos y empecé varias veces la dieta. Pero es como una adicción. El que se droga no puede tener droga enfrente y no drogarse. Con la comida pasa lo mismo», planteaba la joven Ayelén Correa, que hizo cola durante dos días para ser la primera entrevistada.

 

Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *