¿POR QUÉ ES DIFÍCIL ADELGAZAR?

En general, bajar de peso no es una tarea fácil. Todas las personas están de acuerdo en esta afirmación. Es necesario entender la tarea de adelgazar como un proceso que requiere compromiso y dedicación hasta lograr el peso ideal.

No se logra perder peso de forma pasiva, dejando de comer algunos alimentos y sin realizar algunas acciones de forma intensa.

 

Es frecuente tener esta sensación cuando uno intenta bajar de peso, porque asocia al proceso solamente con la comida y esto es incorrecto.

Adelgazar es un proceso que requiere un análisis particular para cada persona, teniendo en cuenta sus gustos, trabajo, actividades diarias y sus posibilidades de cambio reales.

Es importante tener en cuenta cuales son las posibilidades de modificar algunos hábitos, ya que sería imposible pedirle que coma una fruta cada 3 horas si trabaja en un lugar por 9 horas seguidas sin posibilidad de alimentarse. Por este motivo no hay reglas generales prácticas y útiles para todos para perder esos kilos de más.

Otro punto a tener en cuenta en porque es difícil adelgazar es no solicitar ayudar profesional. Creemos que unos pocos cambios en la cocina y en nuestro ritmo de vida podremos lograr un cambio permanente. Ya que el objetivo es que el esfuerzo realizado logre cambios que se mantengan por el mayor tiempo posible.

Hay profesionales médicos y nutricionistas que podrán diseñar un plan para adelgazar de forma ajustada a la persona, que sea realizable y tome en cuenta su entorno familiar.

Además es importante llevar un control correcto del peso que se inició el proceso y los controles posteriores. Además del control de peso, el médico podrá controlar otros valores de seguimiento.

Teniendo en cuanta que adelgazar no es tan fácil, debemos utilizar el proceso para lograr modificar algunos hábitos en nosotros. Lo fundamental es que con este proceso se nos haga costumbre consumir una dieta balanceada con varias porciones de frutas y verduras de forma diaria, un adecuado aporte de calcio de los productos lácteos, y la disminución del consumo de comida chatarra y productos con gran cantidad de grasas.

Si no logramos estos cambios de hábitos alimenticios de forma permanente, lograremos que luego de terminar el tratamiento que venimos realizando volvamos a nuestra forma de alimentación anterior, y en un tiempo no sólo recuperar los kilos bajados sino que incluso ganar más de lo que teníamos anteriormente. ¡Solamente cambiar nuestros hábitos permitirá tener una mejor calidad de vida!

 


admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *